Durante muchos siglos la sociedad ha discriminado a los enfermos mentales por sus bajas capacidades respecto a las personas “sanas”. Su extraño e inentendido comportamiento ha provocado una hostilidad y discriminación hacia ellos. Al principio de los tiempos, los cristianos creían que estaban poseidos y partir del siglo XV, esta marginación produjo la persecución de los enfermos mentales, los cuales sufrían torturas e incluso eran quemados vivos.

Ya en el Renacimiento, se empezó a atribuir la locura a causas físicas, y se asociaba esta locura tal vez a una vida infame.

Aunque en la antiguedad se los trataba con bondad y cremonias antiguas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s